912 171 879

Categorías

En Curso de Instalador constantemente fomentamos el uso de energías limpias y renovables. Por supuesto, también nos gusta manteneros al tanto de las energías más eficaces, aunque estas no sean las más limpias necesariamente. Ejemplos perfectos de esto se encuentran en algunos de los artículos ya escritos, como el de la energía nuclear y solar

Claro que, teniendo en cuenta que los últimos que escribí hacían mención a la nuclear, veo óptimo volver a mostrar otra alternativa eficiente para un mundo más ecológico y ahorrador. Esta vez os hablaré de la energía aerotérmica.

Se denomina energía aerotérmica a la energía térmica que una bomba de calor extrae del aire ambiente. Para algunos, especialmente para los fabricantes e instaladores de aparatos de aire acondicionado frío-calor (que emplean bombas de calor), se considera la energía aerotérmica como renovable. Esta suele tener el propósito de aportar refrigeración en verano y calefacción en invierno.

Esta extrae la energía ambiente que contiene la temperatura del aire, incluso a temperaturas bajo cero y la transfiere al hogar o al agua corriente. Esto se consigue mediante el ciclo termodinámico que utiliza un gas refrigerante comprimido a bajísimas temperaturas para extraer calor del aire exterior.

Sus ventajas radican principalmente en su alta eficiencia energética, puesto que consume menos energía de la que produce, es clasificada por la Unión Europea como sostenible, toda la edificación puede funcionar con electricidad sin necesidad de usar combustibles fósiles como el gas o combustibles, su instalación es mucho más sencilla que otras, y se pueden combinar sus salidas por radiadores, suelo radiante, etc.

En cambio, posee pocas desventajas. Una de ellas es su coste inicial alto, pero que acaba amortizándose a lo largo de los años. Además, requiere de una unidad en el exterior de la vivienda.

La diferencia entre un intercambiador de calor y una bomba de calor es que el primero transfiere calor de un fluido más caliente a otro más frío (en el sentido normal del flujo del calor), mientras que la segunda transfiere calor de un fluido más frío a otro más caliente, valiéndose de la propiedad que tienen los gases de absorber calor cuando se expanden y liberarlo cuando se comprimen. Pero para realizar esa transferencia contraria al flujo normal necesita inyectar energía.

Gracias a este bajo consumo energético frente al gas, el gasoil, fuel-oíl, propano o pellets, es ya la solución energética en la mayoría de edificios de oficinas, aeropuertos, cines, clínicas, etc. Las renovables han llegado para quedarse.

Es el sistema ideal para calentar y refrigerar viviendas, también en suministro de agua caliente sanitaria (ACS).

Los instaladores sentimos el orgullo de acercar a vuestros hogares estas comodidades que, además, ayudan al planeta lo máximo posible. Son muchos los hogares que ya poseen, ¿Y el tuyo?

José Francisco Bullón Molina

TE LLAMAMOS Y TE LO EXPLICAMOS TODO


    Echale un vistazo a nuestros cursos

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 0 Promedio: 0)