912 171 879

Categorías

Sevilla, la primera ciudad con baldosas fotovoltaicas.

Desde el año 2020 el auge de los patinetes eléctricos se ha notado considerablemente, llegando a ascender hasta un 142% respecto al año anterior, según datos aportados por el portal Idealo.

Estos «juguetes» se han convertido en una nueva alternativa de transporte para muchos ciudadanos, ya que gracias a ellos consiguen una mayor independencia, evitan atascos y reducen las emisiones de CO2a la atmósfera. El gran problema surge cuando muchas de estas personas se quedan sin batería y no tienen donde dejar sus patinetes cargando.

Solum, una empresa sevillana creada en el 2019 por tres amigos ingenieros, ha llevado a cabo un proyecto en el que se ha desarrollado una baldosa a partir de paneles fotovoltaicos convencionales, a los que se le aplica una serie de procesos que los convierten en pavimento.

Esta baldosa, localizada en las calles de la ciudad, sirve para poder recargar los vehículos eléctricos ligeros, como los patinetes. Además permite obtener energía solar sin alterar el entorno urbano, colaborando de esta forma a crear una ciudad más sostenible y una micromovilidad capaz de recargarse con una energía 100% limpia.

Cabe resaltar que dicha baldosa solar la cual tiene una gran resistencia, no necesita necesita conexión a la red ni ningún tipo de mantenimiento por lo que puede instalarse en cualquier lugar.

Esta idea tiene capacidad de hasta ocho patinetes de forma simultanea, los cuales tienen un tiempo de carga similar al empleado cuando este vehículo se carga de forma convencional. La estación de carga permite al usuario reservar y dejar su patinete de forma segura a través de la App de Solum.

Como público principal de este plan podemos destacar a los gimnasios, centros educativos o centros comercial entre otros. Este suelo solar ya está disponible en el Puerto de Valencia y en la Cartuja de Sevilla, y su próximo objetivo es implantarlo en dos de los intercambiadores de Madrid y en la Universidad de Salamanca través de un proyecto con la empresa Iberdrola.

El coste de esta acción oscila entre los 700 y los 1.00 euros.

Los ingenieros de Solum han explicado que este proyecto es tan barato ya que no necesita ninguna obra para su instalación y además puede transportarse a cualquier sitio.

Gracias a esta idea financiada por Naturgy, Telefónica y el Instituto Tecnológico Europeo, Solum presume de ser la única empresa en el mundo con esta tecnología y de hacerlo desde Sevilla con proveedores locales, fomentando de esta forma la economía local y ayudando a crear un mundo más sostenible promoviendo los transportes sin emisiones para avanzar hacia ciudades más limpias.

 

Nerea Serrano Ruiz

 

TE LLAMAMOS Y TE LO EXPLICAMOS TODO


    Echale un vistazo a nuestros cursos