912 171 879

Categorías

”Es importante concienciar a los ciudadanos de la labor fundamental que desarrollan los fontaneros, no solo en cuanto a los trabajos cotidianos de reparaciones de equipos de saneamiento en el hogar, sino también en otra función mucho más compleja, como son las operaciones para la instalación y el mantenimiento de los sistemas de suministro de agua…’’- Afirma la directora general de Agremia, Peiró.

Y es que seguramente la figura del fontanero no está bien considerada, y esto debería cambiar. Quizás con una vuelta atrás al tiempo, ayuda a que esto ocurra. Aquí van algunas curiosidades, que quizás no sabías:

1-El origen de la fontanería en cuanto a su actividad reside de la Antigua Roma. En dicha época se comenzaron a realizar las primeras instalaciones para equipar de agua los palacios de los emperadores. En nuestros días, aún preservamos algunos acueductos de dicho periodo, como son el de Segovia o Mérida.

2-Los primeros trabajos de fontanería se desarrollaron en el Imperio Romano. Estos fueron nada más y nada menos, que la construcción de cloacas para conducir el agua sucia a través de estos sistemas de tuberías, producidas en arcilla. A día de hoy, una de las redes más antiguas en cuanto al sistema de alcantarillado, se encuentra en Roma. Esta es la denominada como ‘’Cloaca Máxima’’ y pertenece al año 600 a.C.

3-Con la llegada de los famosos tubos de hierro fundido para conducir el agua , compareció la denominada fontanería moderna, allá por finales del siglo XIX. Dichos tubos eran soldados con plomo y fundidos con un quemador.

4-Desde finales de los años 70, en la mayoría de países occidentales, se dejaron de utilizar los tubos de hierro fundido para conducir el agua. Esto fue, debido al desgaste que estos ocasionaban por el roce con el agua, y las partículas de plomo que desprendían posteriormente. Dicho hierro ha sido reemplazado por materiales como el acero, cobre o incluso polipropileno, que son soldados con materiales no contaminantes.

En definitiva y tras acabar con dichas curiosidades historiográficas, destacamos que el sector de la fontanería como profesión debe reconocerse más. Vemos como antiguamente dicha figura tenía un peso importante en la sociedad, y ahora carece de valor. Sin duda, poco a poco y con la ayuda de algunas confederaciones y asociaciones como Conaif o Agremia sucesivamente, se conseguirá recuperar las habilidades, importancia y regulación de dicha actividad, que actualmente carece de existencia en muchos rincones de España.

Kevin López

TE LLAMAMOS Y TE LO EXPLICAMOS TODO


    Echale un vistazo a nuestros cursos

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 1 Promedio: 5)