Marta Sánchez García

La popularización de la enseñanza, vinculada al acceso a Internet y al desarrollo tecnológico, permitió que toda persona que tenga algo para enseñar, pueda compartir sus conocimientos con cursos online como el de Curso de Instalador.

De ese modo aumentó también el número de personas que desean aprender los más variados temas, ya que es posible encontrar cursos de todas las áreas.

La educación a distancia es la modalidad de enseñanza que tiene desarrollo total o parcial en un ambiente virtual. Esto es posible gracias a las tecnologías educativas, que permiten el intercambio de conocimiento aunque el profesor y el estudiante no estén en un mismo entorno físico.

El contenido de las clases sigue siendo el mismo. La diferencia es que con la EAD puedes elegir varios formatos interactivos para producir tu material. Dicho con otras palabras: el profesor ya no necesita centrarse en clases expositivas y largas, pudiendo variar los temas de acuerdo con el formato que considere más adecuado. Estos pueden ser mediante videos, ebooks, tests, transmisiones en vivo y muchos más.

Ventajas de la educación a distancia

La modalidad les proporciona varios beneficios a los tutores y estudiantes, que pueden ser decisivos a la hora de elegir entre un curso presencial u online.

El ambiente online es tan amplio y dinámico que puede ser utilizado tanto para complementar los cursos tradicionales, como licenciaturas y especializaciones, como para cursos libres, de idiomas, culinaria y artesanía, entre otros.

Ventajas para los alumnos

Si deseas comenzar un curso nuevo, ya sea para aprender un tema completamente diferente o para especializarte, la EAD puede ser una gran opción por los siguientes motivos:

No es necesario el desplazamiento

Para asistir a las clases presenciales, el alumno tiene que desplazarse al aula en las fechas y horarios predeterminados.

Esto puede resultar complicado para quienes viven en regiones más alejadas, cumplen jornadas de trabajo más rígidas y extensas o viajan mucho, por ejemplo.

El costo de las clases es menor

La mayoría de las veces, el precio de la educación a distancia es mucho más accesible que el de la llevada a cabo de manera presencial.

Esta diferencia ocurre pues la creación de un curso en línea exime de gastos al profesor en materia de alquiler de espacio físico para dar la clase y transporte, además de ser una inversión más baja en el momento de desarrollar el contenido.

Horarios flexibles de estudio

En esta modalidad de enseñanza, las clases quedan disponibles en el ambiente virtual y los alumnos pueden acceder a ellas en cualquier momento.

De esa forma el estudiante logra hacer su propio horario de estudios, con lo cual el aprendizaje se adapta al ritmo de las personas y puede efectuarse de acuerdo con la rutina de cada uno.

No hay límites geográficos

Los alumnos no necesitan reunirse en un aula para asistir a tus clases, lo que significa que pueden estar en cualquier lugar del país.

Al compartir tus clases en ambiente virtual, alcanzas a aquellas personas que tienen interés en tu contenido, pero están viajando, trabajan en otras regiones o tienen una rutina más conturbada.

Si presencialmente es posible atraer solo a alumnos de una ciudad o región específica y que tengan disponibilidad en los horarios determinados, con la EAD el profesor amplía significativamente las posibilidades y el alcance del contenido, lo que hace que aumenten tus beneficios.


¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)