912 171 879

Categorías

Actualidad etiquetado energético

Descubre de la mano de Cursodeinstalador.com las novedades del nuevo etiquetado de la UE que ha entrado en vigor

Como punto de partida para nuestros lectores, hay que destacar que la eficiencia energética de los productos no cambia. En cambio, el reescalado puede hacer que la letra de su etiqueta varíe. La escala “más estricta” está diseñada para que las clasificaciones A o B sea más complicado.

Desde hace unos días entró en vigor el nuevo etiquetado energético de fuentes de iluminación e impulsado por la Unión Europea (UE). El objetivo principal pasa por ayudar a los consumidores a reducir la factura energética y la huella de carbono. Un punto bastante a tener en cuenta, ya que la factura de la luz se encuentra batiendo records por varias semanas consecutivas.

Nueva versión de la etiqueta energética

La nueva versión de la etiqueta energética se aplicará fundamentalmente a las bombillas y otros productos de iluminación en las tiendas físicas y puntos de venta online. Desde un comunicado la Comisión Europea ha destacado como cambio más importante la vuelta a la utilización de una escala “más sencilla” que irá de A -productos de mayor eficiencia-, a la G -productos de menor eficiencia-.

Un paso que ha sido tomado como consecuencia de la considerable mejora de la eficiencia energética en este sector experimentada durante los últimos años.

Antecedentes

Allá por el mes de marzo, comenzó a aplicarse el nuevo etiquetado con cinco familias de productos eléctricos -frigoríficos, vinotecas y congeladores, lavavajillas y pantallas electrónicas, lavadoras-. Además, tal y como indica el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, los distribuidores tendrán 14 días hábiles para efectuar el cambio en los productos a la venta.

Este plazo de dos semanas se aplica en caso de que las ventas sean en línea. Por el contrario, los productos que lleven la antigua etiqueta podrán seguir comercializándose en puntos físicos de venta al por menor durante un período de 18 meses.

 

Futuro de la actualización

Esta actualización servirá de ayuda a los consumidores para reconocer los mejores productos de su categoría. Asimismo, será una guía para ahorrar energía y dinero de su factura.

Para seguir en esta línea, el siguiente paso consiste en seguir aplicando el reetiquetado en otros productos -secadoras, acondicionadores de aire, aparatos de calefacción local, unidades de ventilación, aparatos de cocina, radiadores y calentadores, paneles solares o calderas-.

Como punto principal, desaparecen las clases energéticas A+, A++ y A+++ para volver a la escala de clasificación que va de la A hasta la G en función del consumo y eficiencia energética de cada producto. Por lo tanto, no varía la eficiencia energética, pero si podrá hacer que la letra de alguna etiqueta cambie.

Destacan desde una escala “más estricta” diseñada para que sea más complicado alcanzar las clasificaciones A o B. De esta manera, se deja espacio para que se vayan introduciendo en el mercado productos más eficientes. Además, el nuevo etiquetado incorporará un código QR para que el consumidor pueda acceder a las características y datos de cada modelo dentro de una base de datos a escala europea, conocida como EPREL -European Product Database for Energy Labelling-.

Lidia Solís Jiménez

TE LLAMAMOS Y TE LO EXPLICAMOS TODO


    Echale un vistazo a nuestros cursos

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 0 Promedio: 0)