Ledvance cuenta con una variedad de productos para el sector comercial que permiten obtener soluciones distintas para diferentes necesidades. La firma reivindica su “alta eficiencia energética, sencilla instalación y bajos costes de mantenimiento”. Características que los hacen “especialmente atractivos para comercios, y muy demandados entre propietarios, diseñadores e instaladores”.

La familia Tracklight Spot son proyectores de carril que ayudan a solventar las especificaciones y exigencias que puedan surgir a la hora de iluminar un comercio. Proporcionan una iluminación de acento, sin olvidar la luz uniforme que requieren determinadas zonas o estanterías del local. Se pueden inclinar y girar para resaltar cualquier artículo, y el modelo Tracklight Spot Zoom Dim incorpora un zoom mecánico que permite un ángulo de apertura de 15º a 55º y ofrece un alto índice de reproducción cromática, que permite resaltar los artículos o productos expuestos. La familia está diseñada bajo las directrices que marca el lenguaje de diseño Scale de Ledvance con formas elegantes, minimalistas y discretas.

Con este mismo criterio de diseño, la compañía ha concebido sus luminarias de carril TruSys, fabricadas con una carcasa de aluminio anodizado de alta calidad y especialmente pensadas para la iluminación uniforme de pasillos o amplias superficies como naves industriales, supermercados y ferreterías. Se pueden instalar en el techo o suspendidas en él, a través del sencillo sistema plug-and-play, con conexión eléctrica y mecánica al carril electrificado a través del montaje a presión, prácticamente invisible desde el exterior lo que contribuye a crear ambientes limpios y sin adornos.

Para ayudar a lograr un aspecto fresco de los alimentos, la iluminación comercial debe realzar su aspecto e incitar a su compra. Ese es el objetivo de Osram Substitube Food, especialmente indicado para la iluminación de supermercados y grandes almacenes, panaderías, procesadores de carne y carnicerías. El recubrimiento especial de PET le protege contra las roturas y permite su uso en zonas más sensibles. Son el reemplazo ideal para lámparas fluorescentes convencionales, fácilmente sustituibles y que pueden funcionar con equipo convencional (ECC) o a tensión de red (230 V) y sin necesidad de volver a conectar el CCG.


¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)