La proclamación del Estado de Alarma en España, debido a la expansión de la pandemia del Coronavirus, provocó graves consecuencias en el sistema educativo, dando paso al establecimiento de una enseñanza online a la que muchos no estábamos acostumbrados y arrojando una gran incertidumbre en cuanto al escenario que iba a albergar nuestro país después del verano.

Con la llegada de septiembre, la preocupación sobre el futuro de la educación se ha extendido sin límites, pues el Covid-19 ha provocado un impacto muy importante en todo el sector, del mismo modo que ha incitado una gran crisis en la formación profesional.

Dadas las circunstancias, debemos ser consecuentes con la llamada “nueva normalidad” con la que tenemos que convivir, ya que la responsabilidad y el compromiso es tarea de todos nosotros. Sin embargo, ser responsable y estar comprometido con la sociedad no debe intimidarnos, sino que, por el contrario, debe prepararnos para esta desconocida experiencia a la que nos vamos a enfrentar.

NUEVOS HÁBITOS Y NUEVAS NORMAS

Sin duda, marzo trajo consigo novedosos hábitos con los que tuvimos que empezar a coexistir. El lavado de manos, el uso constante de gel hidroalcohólico o el empleo de mascarillas se han convertido en las partes fundamentales de una inesperada rutina que pronto tuvimos que incorporar a nuestro usual estilo de vida. Pero al igual que somos capaces de integrar este hábito en la vida personal, también debemos ser capaces de llevarlo a cabo sin excusas en el regreso a las aulas, que estarán acondicionadas para la ocasión.

Aunque los comienzos siempre nos inquietan, Curso de Instalador se ofrece a darte una agradable bienvenida a esta nueva etapa. Gracias a la enseñanza presencial y a distancia que impartimos, obtendrás las herramientas necesarias para afrontar el mundo laboral con completa seguridad.

Ángela Martín Parrales


¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 28 Promedio: 4.6)