912 171 879

Categorías

La normativa que regula las revisiones periódicas del gas es el Reglamento de las Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). El RITE, aprobado a través del Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones térmicas a fin de garantizar su correcto funcionamiento y un uso racional de la energía.

Realizar inspecciones regularmente a la caldera es fundamental, ya que, además de una cuestión de seguridad, las instalaciones de calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria suponen un enorme impacto en el medioambiente. La falta de este tipo de revisiones puede generar un bajo rendimiento energético.

En el RITE se especifican los diferentes puntos que atañen a dichas revisiones. Se indica que los equipos de generación de calor y frío se inspeccionarán periódicamente a lo largo de su vida útil, siendo el órgano competente de la Comunidad Autónoma quien establece el calendario de las mismas. Además, la Comunidad Autónoma también establecerá los requisitos de los agentes autorizados para llevarlas a cabo.

Por su parte, la ley obliga a revisar cada cinco años la instalación y los equipos de gas de las viviendas o comunidades de vecinos, con independencia de posibles revisiones y mantenimientos anuales que se hayan realizado. Esta inspección periódica de gas debe ser realizada en todas las instalaciones para comprobar su correcto funcionamiento y garantizar el buen estado de todos sus componentes.

Pero para una correcta inspección, el usuario ha de tener en cuenta una serie de aspectos. En primer lugar, la ley establece que el titular de la instalación es el responsable de solicitar que las revisiones se lleven a cabo en el momento adecuado, una vez haya trascurrido el periodo de tiempo marcado por la ley. El titular, tanto de viviendas particulares como de edificios, es quien se encarga de contratar a la empresa mantenedora, así como de realizar las inspecciones obligatorias y conservar su correspondiente documentación. Además, aunque la compañía de gas puede proponer una empresa instaladora que realice la revisión quinquenal, el titular tiene derecho de elegir libremente el instalador autorizado que lleve a cabo la inspección. Por otra parte, será la compañía quien nos haga llegar el recibo de la revisión y no el técnico, por lo que no le tendremos que abonar el pago en ese instante. Por último, es importante saber que negarnos a realizar esta revisión supondría un corte del suministro.

En función del resultado obtenido, la inspección puede considerarse:

  • Satisfactoria: cuando los elementos que componen la instalación cumplen con los requisitos de calidad que garanticen su correcta actividad. En este caso no encontramos defectos graves o muy graves.
  • No satisfactoria: cuando no se cumplen los requisitos de calidad establecidos o se detecta un defecto muy grave.

Además, en función de las incidencias encontradas podemos establecer:

  • Incidencias muy graves: la instalación de gas supone un riesgo para la seguridad del consumidor y el medio ambiente, por lo que se precintará hasta que las incidencias sean corregidas.
  • Incidencias graves: no suponen un peligro, pero impiden el correcto funcionamiento de la instalación que, en este caso, también será precintada hasta solventar la incidencia.
  • Incidencias leves: no impiden la actividad de la instalación, pero el usuario tendrá que solucionarlas en un máximo de 15 días y solicitar una nueva inspección.

La inspección periódica de gas debe ser realizada por un técnico autorizado, que deberá identificarse como tal aportando la acreditación correspondiente. La visita se programa previamente por la empresa suministradora, que enviará la correspondiente notificación a través de cartas o carteles de aviso en el inmueble.

Para garantizar el correcto funcionamiento se llevan a cabo dos tipos de inspecciones: una sobre la instalación en vivienda (IRI) y otra sobre la instalación en zonas comunes (IRC). Esta inspección tendrá una duración aproximada de 20 minutos, dependiendo del número de elementos que compongan la instalación, con el fin de revisar la calidad del contador, de la llave del gas y también de las tuberías.

Ángela Martín Parrales

SI QUIERES SABER MÁS…

TE LLAMAMOS Y TE LO EXPLICAMOS TODO


    Memorias y Proyectos para Instaladores

    Curso de Instalador realiza memorias y proyectos para instaladores desarrollados por instaladores e ingenieros. ¡Clic para más información!

    Echale un vistazo a nuestros cursos

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 10 Promedio: 5)