912 171 879

Categorías

La fontanería es una de las actividades indispensables de nuestra sociedad actual. Los fontaneros son aquellos expertos sin los cuales nuestros hogares perderían la comodidad y el confort que hoy en día mantienen, arreglando y evitando las numerosas averías que pueden llegar a producirse.

Y es que existen averías de fontanería que son tan comunes que, a pesar de tener un buen mantenimiento, pueden aparecer y reaparecer solo con el uso diario de las instalaciones domésticas.

El listado de este tipo de averías es amplio y, aunque en ocasiones es posible que uno mismo pueda arreglar algunas de ellas, no es lo aconsejable. Para hacerlo correctamente se necesitan conocimientos, herramientas apropiadas y experiencia, y estos valores solo pueden estar reunidos en un profesional cualificado.

Conocer las averías más comunes de los hogares españoles nos servirá para poder explicarlas al técnico con mayor claridad, pero nunca lo intentaremos hacer por nosotros mismos sin tener los conocimientos requeridos para ello. De esta forma, podremos precisar un presupuesto previo por teléfono y, del mismo modo, ganar tiempo, ya que el fontanero llegará a la vivienda con las herramientas apropiadas para solucionar el problema.

LISTADO DE AVERÍAS DE FONTANERÍA MÁS COMUNES EN LAS VIVIENDAS ESPAÑOLAS

Pérdida de agua en la cisterna

Se trata de una de las averías más frecuentes en los retretes, pues su uso constante puede provocar el deterioro de los materiales y producir fugas. Para solucionar este problema el fontanero determinará si es necesario sustituir la cisterna entera o solo una parte.

Fregaderos, lavabos y duchas atascados

Los atascamientos son uno de los problemas más habituales en las viviendas, ya que el uso constante de los grifos puede provocar que se acumulen residuos en las tuberías.

El atasco más común en el caso de los fregaderos de cocina es cuando la bajante se obstruye con restos de comidas, aunque si se trata de la ducha o el lavabo, los pelos son el principal origen del taponamiento en el bote sifónico. Los desatascadores mecánicos, tanto los clásicos como los de aire comprimido, son una solución sencilla y no tóxica que podemos adoptar si el tapón no es grande.

En caso de que se haya producido un taponamiento mayor, si el problema se localiza en el sifón y este es desmontable, podremos acceder a la causa del taponamiento y limpiarlo manualmente. En el caso de que no sea desmontable, tendremos que cambiarlo por uno nuevo y aprovechar para colocar uno que sí sea desmontable con el fin de poder limpiarlo fácilmente en el futuro. A pesar de que se trate de una acción fácil, es recomendable consultar a un fontanero que posea la habilidad y las herramientas necesarias para llevar a cabo el desmontaje y montaje de las tuberías con eficacia.

En cambio, si el atasco se produce en la bajante, será preciso utilizar un producto químico que desintegre la materia orgánica que obstruye el paso del agua. La participación en este caso del fontanero será esencial debido a la peligrosidad que conlleva manejar productos corrosivos.

De cualquier forma, hay que tener en cuenta que para evitar los atascos es importante no tirar desperdicios por los desagües y realizar una limpieza regular de las tuberías con un producto desatascador, siempre con cuidado.

Goteo del grifo

Con el paso de los años, es común que los materiales de los grifos se vayan debilitando y las juntas de estanqueidad deteriorando, lo que provoca una fuga de agua. Si esto ocurre, el fontanero debe comprobar si el problema proviene de la parte giratoria del caño y sustituir la llamada junta tórica, o si la fuga procede del aireador y en su caso tiene que sacar el cartucho cerámico y cambiar la junta en mal estado.

Goteo de la ducha

Es una de las averías más fáciles de solucionar, ya que normalmente solo habrá que cambiar la alcachofa de la ducha por una nueva. No obstante, para hacerlo correctamente hay que tener en cuenta las medidas correctas con el fin de que el flexo encaje a la perfección.

A pesar de que la mayoría de las averías citadas no generan un riesgo grave, los fontaneros, al igual que otros especialistas, han de precisar de un servicio de urgencia. En caso de que la avería sea de vital importancia, se debe tener la capacidad de asistir a una emergencia en el menor tiempo posible desde que se produce la llamada, ya que la avería podría provocar algún tipo de accidente en el hogar o presentar un problema de gravedad para la familia.

Ángela Martín Parrales

TE LLAMAMOS Y TE LO EXPLICAMOS TODO


    Echale un vistazo a nuestros cursos

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 8 Promedio: 5)