912 171 879

Categorías

Los guantes son el mejor amigo de un electricista. Son, al fin y al cabo, la prenda que puede proteger de una muerte segura a nuestros electricistas profesionales. Ya hablamos en el pasado de la importante tarea que estos electricistas llevan a cabo en nuestra sociedad y en nuestros hogares. Instalación de diversos aparatos, revisión y arreglo de multitud de instalaciones eléctricas son solo algunas de las cosas que realizan.

En esta ocasión pretendo acercaros un poco más a los guantes anteriormente mencionados y, en la medida de lo posible, mostraros su historia y tipos, allá vamos.

El guante es una prenda, cuya finalidad es abrigar las manos, o protegerlas de golpes, rayones, calor extremo o una sustancia dañina. En el siglo IV, para los caballeros el guante fue un artículo de lujo, símbolo de elegancia y distintivo de casta.

Durante la Edad Media, la armadura de los hidalgos incluía manoplas de acero. En esa época la tradición y la etiqueta no permitían el uso de guantes en las damas. También fueron un símbolo de la investidura feudal, un testimonio de ennoblecimiento otorgado por un emperador o por un rey.

En los siglos XII y XIII, Italia, Francia y España rivalizaron en la industria del guante. Se fabricaron guantes perfumados con aceite de jazmín, ámbar, aceite de cedro, azahar y rosa, que estuvieron de moda durante mucho tiempo.

En miniaturas de los siglos XIV y XV, se han podido observar personajes con los guantes en la mano. El uso del guante alcanzó su apogeo a fines de la Edad Media.

Los llamados guantes litúrgicos constituían parte de los ornamentos que se entregaban al nuevo obispo en el momento de su consagración. Estos guantes comenzaron a usarse antes del siglo XII, y llevaban en el dorso un bordado de oro que representaba una cruz, un cordero pascual, un monograma u otro símbolo relacionado con el culto.

Si, sé de sobra que estaréis pensando en la falta de relevancia que tiene esta información con respecto a los guantes aislantes, pero he considerado que una serie de curiosidades históricas harían más llevadero el artículo.

Los guantes industriales

En el caso de un operador industrial, este depende de las manos para realizar su trabajo y esta herramienta es una manera de protegerlas. La finalidad de los guantes industriales es proteger las manos de los operadores de algún componente químico, de la temperatura, de alguna característica corto-punzante, riesgos mecánicos y/o productos muy delicados.

No es de sorprenderse que los guantes industriales se fueron desarrollando en las diferentes jornadas laborales en las cuales se pueden llegar a presentar situaciones de riesgo. Todo esto con la finalidad de minimizar riesgos de accidentes cuidando las manos del operador industrial, y al ser las manos las extremidades más expuestas en estos ambientes, es de esperarse que sea necesario cuidarlas para optimizar una producción mejorando los factores de manipulación, tiempo y sobre todo seguridad.

Todo esto tiene lógica cuando al mismo tiempo que empezó la industrialización, se vio la necesidad de crear y adaptar el producto a esta área en específico, siendo necesaria su implementación junto con otras herramientas posiblemente en un inicio de manera opcional, hoy en día ya obligatorio. Físicamente la mayoría son guantes de algodón moteado con aplicación de microgotas en la palma, lo cual tiene efectos antideslizantes. No presenta costuras, con estructura elástica que se ajusta a la mano, pero permite que esté ventilada, de puño elastizado, agarre firme y sobre todo no limita los movimientos.

Como podéis ver, la utilidad que estos tienen no es para nada despreciable, no solo hablamos de rendir más en el trabajo, sino de proteger las que son, en mi opinión, las extremidades más útiles y necesarias del ser humano.

José Francisco Bullón Molina

TE LLAMAMOS Y TE LO EXPLICAMOS TODO


    Echale un vistazo a nuestros cursos

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 0 Promedio: 0)